Algunas comunidades relajan medidas frente al coronavirus y dan un respiro a los negocios