La ceniza del volcán de La Palma obliga a suspender los vuelos en la isla