La colada norte de lava del volcán de La Palma avanza hacia el mar y podría crear otra fajana