Moncloa responde en un comunicado: "No estamos ante un movimiento ciudadano pacífico"