El Consejo de Ministros sella la reducción de la movilidad a los trabajos presenciales esenciales