La cúpula del independentismo, procesada por rebelión