El delegado del Gobierno en Madrid, ante la jueza del 8M