"Lo he perdido todo": la desolación de los vecinos de la Palma a los que salva la solidaridad