El PSOE gana poder autonómico pero depende de los pactos