Mas no da por ganadas las elecciones y dice no fiarse del todo de las encuestas