Los gestos de un encuentro muy esperado