El Gobierno exige a Torra que condene la violencia de las protestas en Cataluña