La situación en los hospitales madrileños: los pacientes se cuadruplican por culpa de la variante delta