Un padre sale a la calle con su hijo en brazos huyendo de las llamas provocadas por los CDR en Barcelona