Los que han pasado el coronavirus podrían necesitar solo una dosis de la vacuna