Los medios internacionales se vuelcan en la cobertura del procés