Una ley protegerá a los menores frente a todo tipo de violencia