El puente de la Constitución hace perder el miedo al covid y abarrota el centro de las ciudades españolas