La quinta ola puede hacer que aumenten los casos de covid persistente entre los jóvenes