Madrid seguirá con restricciones tras el estado de alarma y plantea una desescalada autonómica