Los reyes visitan Mérida con sus hijas Leonor y Sofía para asistir al Festival de Teatro Clásico