Abascal se centra en atacar duramente a Pedro Sánchez y al partido socialista