El temporal marítimo engulle una playa de Guardamar del Segura, en Alicante