El Valle de los Caídos ya está abierto al público sin los restos de Franco