Un niño se traga un silbato y tose de una forma muy particular