Jóvenes, ingenieros y con un mismo sueño: poner en marcha un dispositivo que pueda salvar la vida de millones de personas