Los aplausos para los niños y niñas se suman a la ovación a los sanitarios