China y su bloqueo radical evitaron 700.000 contagios por coronavirus