El Gobierno trata de conseguir que Baleares y Canarias queden excluidas de la cuarentena de Reino Unido