Estados Unidos, a la cabeza del triste ranking de fallecidos por coronavirus, con 100.000 fallecidos