4000 españoles, atrapados en el extranjero ante el coronavirus: el gobierno pide calma y paciencia