Solo los británicos están más preocupados por el coronavirus que los españoles