Los hospitales de Madrid vuelven a soportar la presión asistencial por los casos de COVID y tienen que cancelar operaciones