La ronda de bares de los invitados a la boda de Tudela provoca miedo: un profesor de zumba y una cajera de un super dan positivo