En las islas más pequeñas, en la fase uno de la desescalada, ya se puede quedar con amigos o ir a un bar