Muertos por las calles y sanitarios desbordados por el coronavirus en Bolivia