Sanidad trabaja en una nueva definición de los positivos por coronavirus: aislar al paciente al primer síntoma es vital