La OMS advierte de que la pandemia se está acelerando: ya hay 381.000 casos por todo el mundo