La OMS recuerda su recomendación de evitar saludar con el codo porque no se guarda la distancia