Sanxenxo muestra cómo serán las playas en la era poscoronavirus