Barcelona reducirá el aforo de las playas en un 15%, unos 8.000 usuarios menos