Resistiré, el himno de los que tienen que trabajar sí o sí sin miedo al coronavirus