Rodrigo, el reinfectado por coronavirus que se ha convertido en caso de estudio