El riesgo de jugar en las comunidades de vecinos: siete de los nueve afectados en el brote del edificio de Lleida son niños