Los técnicos de espectáculos de Euskadi denuncian la situación de desamparo del gremio