Violencia de género y estado de alerta: preocupación por las víctimas confinadas con sus maltratadores