El móvil económico podría estar detrás de la muerte de la pequeña Asunta