Los niños de un colegio madrileño: En la sopa del cocido hay "bichitos con patas"