Los detenidos por robar en casas de futbolistas, delincuentes violentos y sin escrúpulos