Detienen a un médico muy mirón